menu
ACTUALIDAD
  lunes | 29-06-2020 | 11:51 | Tiempo de lectura 02:18 (462 palabras)
YPF y dos juicios que preocupan el acceso a financiamiento

Desde la petrolera estatal YPF siguen de cerca el desarrollo de dos juicios internacionales contra la operadora.



Por un lado, uno de los frentes judiciales abiertos es por la expropiación realizada en el año 2012, con la reciente confirmación de que el juicio seguirá su curso en Estados Unidos, mientras que la posición de la posición de la petrolera era que se tramitara en Argentina.

Durante el mes de junio, la jueza Loretta Preska, que entiende en cuestiones y reclamos vinculados con Wall Street decidió que la causa continuará en Estados Unidos, con la posibilidad de que el país enfrente un pago multimillonario que en principio se calculaba en USD 3.000 millones.

Por otra parte, hay otra causa que tuvo novedades en las últimas horas, “rutinarias, lo esperado”, según las definieron en la empresa. Se trata de una causa de un origen mucho más antiguo, una demanda por contaminación que se tramita en tribunal de quiebras del juez Christopher Sontchi en el estado de Delaware. La contraparte es otra petrolera: Occidental Petroleum Corporation (Oxy).

Según la causa, YPF compró Maxus a mediados de los ’90. Décadas antes, Maxus fue dueña de una empresa llamada Diamond Shamrock, acusada (luego de la operación con YPF) de haber contaminado el río Passaic, en New Jersey con dioxin, el famoso “agente naranja” usado en la guerra de Vietnam, en las décadas del ’50 y ‘60.

Después, en 1986, Occidental le compró Shamrock a Maxus, y esta última le otorgó una indemnidad por los pasivos ambientales eventuales que Shamrock hubiera provocado. Es decir: Maxus firmó en un contrato que se haría cargo de eventuales reclamos por contaminación contra Shamrock.

YPF se quedó con Maxus en un intento de regionalizarse, para aprovechar activos de petroleo y gas que la estadounidense tenía en Bolivia. Hace tres años Maxus quebró y su causa fue a Delaware. Ahora Occidental, que enfrenta el juicio del río Passaic, asegura que el que tiene que hacerse cargo de todo es YPF, que fue dueña de Maxus. La empresa local argumenta que no tiene que pagar nada y que la indemnidad que dio Maxus en su momento no es transferible. Ese es el eje que se discutirá: si YPF es una suerte de alter ego de Maxus en la contaminación, publicó el portal Infobae.

“En Estados Unidos las demandas no tienen límite en cuanto al reclamo económico y por eso el cálculo total asciende a USD 14.000 millones. Pero ninguna de las dos partes considera que esa cifra es verosímil. Pero sí, es un número que esta sobre la mesa. Finalmente es el juez quien decidirá, pero no somos solidariamente responsables por Maxus”, argumentan en la torre de la petrolera en Puerto Madero.
(20200629115101) | Tiempo de lectura 02:18 (462 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

 
Editorial Patagonia Activa ® 2003-2020

Todos los derechos reservados, prohibida la reproducción
total o parcial sin la correspondiente autorización.

Creación del sitio 01/03/2014

Tiempo: 0.2741 segundos. (9k)