menu
ACTUALIDAD
  jueves | 08-10-2020 | 12:41 | Tiempo de lectura 02:11 (439 palabras)
Durante el aislamiento se hicieron solo cuatro pozos en Vaca Muerta

La curva de aprendizaje de diez años de Vaca Muerta y la migración hacia pozos horizontales provocó una lógica disminución en la cantidad de pozos, con un incremento en la longitud de las ramas laterales.



Desde que se inició la pandemia de coronavirus y en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio, solo cuatro pozos fueron perforados en Vaca Muerta.

Así se desprende de los datos de perforación y el fracking, indicadores y elementos clave para sostener la producción en la búsqueda de petróleo y gas en la roca de esquisto en Vaca Muerta.

Al observar las variaciones del 2020 hay que considerar que el brusco descenso en la cantidad de perforaciones: desde 28 pozos terminados en octubre de 2019 a solamente uno en abril del 2020. Entre mayo y junio, apenas se sumaron tres pozos más. Es decir que en Vaca Muerta se perforaron cuatro pozos en el momento más duro de la actividad y mientras avanzaba en fases la cuarentena, señala la nota del diario “LM Neuquén”.

Un reciente informe de la Dirección de Estadísticas de Neuquén sobre los indicadores hidrocarburíferos durante la pandemia y el aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO), concluye que «las características de la actividad hacen que este descenso en el nivel de perforaciones no tenga un impacto inmediato en el nivel de producción, pero la recuperación es apenas incipiente al cierre del trimestre».

Este cese de actividad parece haber encontrado su fin con el reciente acuerdo alcanzado entre YPF y los gremios y la preparación de 7.000 operarios para su vuelta al yacimiento y la movilización de más equipos de perforación y sets de fractura. En septiembre, según datos de NCS MULTISTAGE, se logró el número más alto de etapas de fractura de estos meses de pandemia, con 325.

La curva de aprendizaje en estos diez años de Vaca Muerta y la migración hacia pozos horizontales provocó una lógica disminución en la cantidad de pozos, pasando de 329 a 210 y un incremento en la longitud de las ramas laterales. YPF tiene en el área de shale oil Bandurria Sur el pozo más largo de Vaca Muerta, cuya rama lateral se extiende por 3.890 metros.

Comparando en metros perforados, resulta que el segundo trimestre de 2020 registró variaciones negativas de 96,4% y 93,9% en relación al mismo período del año anterior y al trimestre inmediato anterior respectivamente. Los metros perforados este año alcanzan los 1,3 millones de metros -para darle una magnitud, es algo más que los 1,1 kilómetros de Neuquén a Buenos Aires.
(20201008124101) | Tiempo de lectura 02:11 (439 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

 
Editorial Patagonia Activa ® 2003-2020

Todos los derechos reservados, prohibida la reproducción
total o parcial sin la correspondiente autorización.

Creación del sitio 01/03/2014

Tiempo: 0.0320 segundos. (9k)